Valoración de 2016 de Izquierda Unida: “Sintonía” con Los Verdes, pero muchas cuestiones pendientes, algunas con “suspenso”

/, Portada/Valoración de 2016 de Izquierda Unida: “Sintonía” con Los Verdes, pero muchas cuestiones pendientes, algunas con “suspenso”

Valoración de 2016 de Izquierda Unida: “Sintonía” con Los Verdes, pero muchas cuestiones pendientes, algunas con “suspenso”

Dejemos a un lado por un momento los gritos, carteles y pancartas para hacer una reflexión serena y constructiva de lo que ha dejado el 2016. Podríamos decir que se ha instalado en Villena una tensión entre partidos políticos, sin aparentes conflictos entre la ciudadanía. Eso no significa que todo sea maravilloso, y es por ello que desde IU Villena queremos reivindicar nuestro programa, que va a la raíz de las necesidades sociales.

Y queremos transmitir con cabeza y buen temperamento nuestra opinión, y compartirla con las personas de la calle, que son a quienes les debemos nuestra existencia y motivación para seguir luchando.

Es cierto que habréis notado a IU Villena no tan visibles en cuanto a comunicados este último año 2016. Sin embargo, estamos a vuestro lado, codo a codo ayudando a las asociaciones y a las personas vulnerables, desde la solidaridad siempre. Generando cultura. Generando debate. Y ahora estamos preparando una nueva sede que estará lista para principios de 2017 y será otra vez epicentro de pioneras tendencias políticas, formación, ocio, eventos artísticos y casa de quien quiera venir o usarla.

Antes de iniciar la reflexión, queremos reflejar que pese a nuestras valoraciones, y como era de esperar, la sintonía con el equipo de gobierno Verde es buena, y que muchas de las iniciativas que han tenido, en ámbitos como los de igualdad, servicios sociales, inmigración, turismo, juventud, medio ambiente, animalismo, fiestas, hacienda, etc., las hemos apoyado incluso y participado en ellas.

Sin embargo, hay muchos temas en los que creemos que se puede avanzar mucho más (memoria histórica, transparencia, servicios públicos) y otros en los cuales contemplamos cómo la dirección que se está tomando no es la correcta (participación, vivienda, planificación urbana y rural, exclusión social). Desde una visión de izquierdas, damos un suspenso a la actividad municipal.

Destacamos, en Memoria Democrática, que la comisión donde están tomando parte los partidos políticos (y desde IU también participamos) va tomando decisiones y estudiando propuestas como retirar la cruz de los caídos del cementerio. Esperamos que pronto acojan la medida de retirar las placas de las viviendas. Estamos poniendo mucho ahínco en su funcionamiento y desarrollo, para democratizar nuestra convivencia.

Nos gustaría que se repensara el nuevo Reglamento de Participación desde una visión transversal y más integradora de formas de participación tecnológicas y otras de la llamada democracia radical (consultas, revocatorios, presupuestos participativos y participación anticipada que otorgue verdadero poder de decisión a la gente y no sea ir a escuchar con todo hecho).

Esperamos también en 2017 más agilidad para responder las importantes preguntas ciudadanas registradas en el Ayuntamiento y más información disponible a través de la web municipal. Urge impulsar la vivienda social: por ejemplo, una buena política podría ser habilitar las viviendas de los Peones Camineros para que viva en parte gente con problemas de exclusión social, sin llegar a crear un gueto. Y poniendo muchas horas de trabajo en el barrio San Francisco, que siente y con razón el abandono por parte del Ayuntamiento, solo hay que pasearse por allí para comprobarlo, para muestra el cierre de su biblioteca últimamente.

Sería posible, con esfuerzo y voluntad, acabar con la pobreza energética, implicando a las empresas energéticas para que avisen siempre antes de cortar cualquier suministro. Y de paso, abordar de manera completa el problema del agua, tanto al municipalizar el servicio como al proteger los acuíferos de su sobreexplotación por medio de personas y empresas. Hablando de servicios, ¡malditas basuras!, aunque este problema viene de Generalitat sobre todo.

Y queremos que se fomente la protección de las obras municipales, desde el respeto y la gestión ciudadana colectiva, implicando a sus vecinos/as y usuarios/as, para frenar el deterioro de la Pinada Galbis y evitar que suceda lo mismo en la futura explanada de Las Cruces.

Muchas gracias Villena, a las asociaciones, empresas y toda esa gente anónima que cada día aporta su grano para hacerla más cómoda y acogedora para propios y extraños. Feliz año 2017.

2017-03-06T09:10:08+00:00 desembre 22nd, 2016|General, Portada|0 Comments

Leave A Comment