El 8 de marzo se instituyó por la ONU para reivindicar los derechos de las mujeres y, aunque es cierto que desde entonces se han conseguido muchos, todavía es necesario seguir denunciando entre otros atropellos, cómo se comercia con el cuerpo de las mujeres. A la publicidad sexista, la prostitución y la pornografía, se une ahora la subrogación de la maternidad, que no es otra cosa que la contratación de los vientres de las mujeres.

Por esta razón, el día 16 de febrero a las 8 de la tarde y a instancias de Izquierda Unida, se reúnen Los Verdes, PSOE, Podemos, Ciudadanos, las asociaciones Valkyrias, el Colectivo Luna de Mujeres, Amigos de la Historia y el Foro Económico y Social y deciden convocar a la ciudadanía a la concentración que tendrá lugar el día 8 de marzo a las 8 de la tarde en la Plaza de Santiago.

16797042_1863386317270124_1710930732851035274_o