El pasado lunes 19 de junio hubo un encierro a nivel estatal en 154 ayuntamientos del país. Entre ellos estaba Villena que, gracias al Consejo de Igualdad con distintos colectivos (así como IU), se logró organizar. Hubo cabida para manualidades, música, poesía y, sobre todo, la unión de muchas personas ante una misma preocupación: la reducción en los presupuestos para la violencia machista del PP y, sobre todo, los constantes asesinatos de mujeres.

El Partido Popular de Villena dice que no se unió al encierro por estar politizado. Claro que lo está. El hecho de aprobar unos presupuestos generales del Estado está totalmente politizado. La diferencia es que, donde el PP vio política, desde Izquierda Unida vimos también unión, cultura, igualdad y respeto.

Además, el PP afirma en aquella rueda de prensa que el encierro se hizo para “enturbiar e intentar echar tierra al trabajo del PP”, como si ellos solos no se echaran tierra encima con estos actos tan despreciables. La única razón para no sumarse es no contradecir al partido a nivel estatal cuando están recortando constantemente en servicios en general y en la violencia machista en particular.

Además, el PP se refiere solamente a Los Verdes, PSOE y Podemos de echarlo por tierra, cuando desde IU, al contrario que ellos, estuvimos desde un primer momento en las reuniones organizativas y aportando nuestro granito de arena. Por tanto, olvidaron mencionarnos siendo los promotores de la mayoría de actos feministas de la ciudad.

No se trata de politizar o no politizar, se trata de unión contra una política del PP que rebosa machismo.