Incumplimientos

/, Portada/Incumplimientos

Incumplimientos

Ya sabemos que con este escrito es probable que alguien nos tache de  electoralistas, pero a pesar de ello, hay veces que es necesario arriesgarse.

El caso es que hasta ahora no habíamos sido conocedores de que el (PEF), Punto de encuentro familiar, todavía no existe en nuestra ciudad, y las familias que lo necesitan deben acudir al de Elda o, si tienen dificultades para desplazarse, hacerlo aquí sin las adecuadas condiciones de seguridad.

El (PEF) es un servicio para llevar a cabo la entrega y recogida de menores en los casos de separación o divorcio. Bien, pues en marzo del pasado año, durante la visita  a nuestra ciudad de la Directora General de Infancia y Juventud y la Secretaria Autonómica de la Generalitat anunciaron oficialmente que Villena contaría con este servicio. El Ayuntamiento tiene que ofrecer un local y la Consellería se hace cargo del personal para la atención. En su momento se dijo que se pondría en marcha en octubre, luego que en enero, después que en marzo. Ahora, según la portavoz del gobierno municipal, parece que por fin se va a hacer realidad y cree que en julio estará aprobado.

No sabemos si esta vez será cierto que Villena cuente de verdad con este servicio tan necesario y que hasta ahora solo ha sido una promesa varias veces incumplida, por cierto: igual que la reapertura del punto de lectura del Barrio San Francisco, cerrado desde octubre; y la edición de la revista Villena que debía haber visto la luz a principios de diciembre, después dijeron que saldría en enero, pero estamos ya en marzo y aún no está a la venta.

En el primer caso, se está dificultando que las familias puedan llevar a cabo la entrega y recogida de sus criaturas con las debidas garantías de atención y seguridad para adultos y menores.

En el segundo caso, se está impidiendo que un barrio apartado del centro urbano pueda tener acceso fácil a la lectura, así como a otras actividades lúdicas dirigidas especialmente a la infancia y la juventud.

Y en el tercer caso, el mayor perjuicio quizás no sea para la ciudadanía, sino para la propia revista Villena, ya que al ser una publicación anual y no salir en la fecha prevista, el año 2018 quedará sin ella, o no, pues no sabemos si a pesar de salir en 2019 llevará impreso el año que debió salir, todo ello sin contar con que quien pensaba comprarla como regalo de navidad o reyes no pudo hacerlo, aunque eso, es lo de menos, esperamos que la pueda comprar, aunque sea para la pascua.

2019-03-06T17:26:30+00:00març 6th, 2019|General, Portada|0 Comments

Leave A Comment